PC-Capital “los misteriosos rescatadores” de Mexicana

Publicado en Mexicana de Aviación

acento_veintiuno

Por: Víctor Sánchez Baños

Al analizar la empresa PC-Capital, que reunirá a inversionistas para reiniciar el vuelo de Mexicana de Aviación, me encontré con varias sorpresas. Hasta antes de noviembre del año pasado, no existía en internet; no es posible conseguir información de la compañía generadora de capital para empresas en problemas en el Registro Público de la Propiedad y, por si fuera poco, no forma parte de la Asociación Mexicana de Capital de Riesgo, además hasta hace unos meses Arturo Barahona, quien fuera el mandamás de Aeroméxico, se encontraba sin empleo.

Los cuestionamientos sobre este proceso son innumerables. Todos son escándalos, ya que van desde el hecho que se vendió a un grupo formado por Gastón Azcárraga, Angel Lozada y la familia Atman, en una cantidad ridícula a finales del sexenio de Vicente Fox. Fueron 165 millones de dólares así como promesas de inversión por otros 200 millones de dólares. Esto último no se cumplió y la cantidad en que se vendió no fue liquidada, ya que se hicieron juicios y otras chicanadas para no cumplir con lo prometido.

Bueno, PC Capital presentó un plan de rescate a Mexicana luego de competir con otras empresas generadoras de capital de riesgo. En todos los casos, se dieron diversas condiciones de inversión, pero la peor era PC Capital. Pero, por acuerdo del gobierno federal, concretamente de la SCT que encabezaba Pablo Caballasi, Pablo Cervantes y Ezequiel Padilla. Los tres tienen experiencia en el manejo de inversiones en varias partes del mundo.

Aunque haya sido fundada en estos días, podría resultar poco importante. Lo grave es que no hay información oficial sobre estos inversionistas, e incluso tenemos conocimiento de que no han logrado aglutinar al mínimo de accionistas para impulsar a la aerolínea.

Es tal el desorden, que no se saben las condiciones en que deben de participar los inversionistas en el proceso de Mexicana, ni la forma en que empezarán a volar. Por el momento, como si se tratara de un espectáculo de teatro, ya empezaron a vender los boletos, pero nadie sabe a dónde, cuándo, ni cuánto costarán.

El aleteo de la aerolínea es un caos. No hay seriedad ni de los posibles dueños, que nadie sabe quiénes son ni de donde provienen, si volarán con aviones nuevos y lo que pueda pasar con las líneas de bajo costo Link, así como el resto de los negocios que tenía la aerolínea; no se sabe qué pasará con las acciones que en este momento tiene en su poder el abogado de Advent, quien fracasó en el rescate de mediados del año pasado, Jorge Gastelum. Bueno no se sabe ni quién pagará los platos rotos de la quiebra, donde están bailando más de 23 mil millones de pesos… perdón, acabo de acordarme que seremos los 112 millones mexicanos en cómodas anualidades, como ocurrió con el Fobaproa. Somos un país de ricos miserables.

Nada más aquí algunas propiedades de Mexicana. Las principales instalaciones con que cuenta la aerolínea en la Ciudad de México se encuentran en la Torre Mexicana de Aviación, con una arquitectura inspirada en una torre de control, que fue construida en los años ochenta. Además está la Base de Mantenimiento ubicada dentro del AICM, a un lado de la Aduana México, sobre las calles de rodaje C, C3 y B9. Este complejo consta de dos hangares, los cuales son utilizados uno para mantenimiento y overhaulin (hojalatería), además de contar con un edificio para albergar los departamentos y gerencias de mantenimiento, y el segundo para trabajos de pintura; además de almacenes de motores, refacciones, laminastería e hidráulico, estacionamiento de automotores de la empresa destinados al uso aeroportuario, y dos extensas plataformas divididas en espaciosas posiciones al aire libre, para el seguro resguardo de las aeronaves en mantenimiento y pernocta, e inclusive utilizadas como posiciones remotas alternas en caso de un sobrecupo de tráfico aéreo en el Aeropuerto. Además cuenta con una Base de Mantenimiento en el aeropuerto de Guadalajara donde a partir de febrero de 2009 da mantenimiento a sus aeronaves A320/A319/A318. Otros millones de dólares de regalo a los nuevo compradores.

Por si fuera poco, nos habían informado que no habría rescate de la aerolínea. Ahora sabemos que habrá quitas del 75 por ciento en los adeudos en el consumo de la turbosina, de los derechos de aeropuertos y el alquiler de las zonas de documentación de pasajeros en los aeropuertos de ASA. Esto representa casi el 60 por ciento de los adeudos que tiene la empresa, y marca también la línea para que el resto de los acreedores bajen sus pretensiones de cobro.

Esto significa que los compradores de la aerolínea lo hacen a una décima parte de lo que vale, y los acreedores tendrán que cobrar con descuentos del 90 por ciento.

¿Saben cuándo volverán a darle crédito a Mexicana?... ¡Nunca!

El caso de Mexicana es auténticamente un galimatías que está protegido por la opacidad que oculta la información que deberíamos conocer todos los mexicanos.

Comunícate:  Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Sígueme en Twitter y Facebook: vsanchezbanos

{jcomments on}