HSBC desconoce depósito de TG Group

el . Publicado en Mexicana de Aviación

mexicana_15el_universal

La participación de TG Group en la subasta de Mexicana de Aviación ha estado inmersa en dimes y diretes, pero ahora HSBC desconoce validez de documentos entregados al conciliador

El viernes pasado, el conciliador y administrador único de Mexicana de Aviación, Gerardo Badín, informó que se había ampliado el plazo para la integración de expedientes que vencía el pasado 27 de mayo, debido a que TG Group había manifestado en diversos foros su interés por seguir participando en el proceso.

Sin embargo, es ya un hecho que no seguirá ya en el proceso porque Badín informó ayer que recibió una notificación del Juez Onceavo de Distrito donde se realiza el concurso mercantil de Mexicana de Aviación, en la que HSBC desconoce la validez del documento entregado por TG Group para demostrar su solvencia económica.

De acuerdo con esta notificación, resulta que TG Group no sólo mintió al asegurar que estaba asociado con American Airlines, lo que la aerolínea desmintió, sino también al asegurar que tenía 45 millones de dólares depositados en HSBC de Jakarta, Indonesia.

Se trata de documentos que recibió Badín y que de confirmarse que son falsos pueden fincar severas responsabilidades a Juan Carlos Torres, presidente de TG Group y sus socios.

 

Quedan sin embargo tres postores por Mexicana: Iván Barona, Avanza Capital y Altus Prot de Francisco Lanz Duret. Los tres, como informó Badín el viernes pasado, han acreditado su interés por participar en el proceso, pero aún para demostrar plenamente su solvencia financiera falta que los 250 millones de dólares que exige el gobierno como inversión mínima estén depositados en México.

Lo que también le podemos asegurar es que Badín no esperará al 5 de agosto, fecha en la que vence la primera prórroga del concurso mercantil para decidir al ganador, ya que pretenden que Mexicana esté al aire antes de la temporada alta de vacaciones de verano.

Así se espera que en el transcurso de las próximas dos semana pudiera anunciarse al ganador. Sin embargo falta aún un paso importante que es la compra de las acciones de Nuevo Grupo Aeronáutico, que tendrá que negociar el ganador con Jorge Gastelum, representante de Tenedora K, y, desde luego, obtener el certificado aéreo de parte de la SCT.

El problema en el caso de Tenedora K es que Gastelum favorece abiertamente a TG Group, aunque también quiere llegar a un acuerdo no sólo porque obtendrá una muy buena utilidad, sino porque, en caso de que Mexicana se declare en quiebra, podría ser nombrado patrón sustituto, ya que finalmente es hoy el dueño de la aerolínea y sus subsidiarias.

Maricarmen Cortés